Conservadores poco Invasivos

Son tratamientos con cierta polémica, debido a lo dudoso de sus resultados y eficacia, y que aunque su uso está decreciendo, aún hay Doctores que siguen practicándolos. Algunos son:

Rizolisis: Consiste en “quemar” la raíz que se sospecha que es la causante del dolor, mediante la inyección de una fina aguja que la quemará mediante calor. Una vez quemada, la raíz no transmitirá el dolor.

Ozonoterapia: Consiste en inyectar Ozono puro (O3) con la idea de que ayudará a regeneración del disco y por tanto a eliminar el dolor.

Microdiscectomía percutánea: Consiste en eliminar el trozo de hernia (y/o parte del disco) que está produciendo la estenosis por medio de una pequeña cánula.

Consisten en realizar una cirugía, tratar la causa del dolor (ampliar el foramen para liberar la raíz, quitar la hernia, extirpar el tumor…), pero sin instrumentar (sin poner implantes que proporcionen estabilidad a la zona).

Sabias que...?

La ozonoterapia no tiene eficacia científica probada. Generalmente era una práctica extendida entre los Neurocirujanos, aunque cada vez son más los que la están abandonando, puesto que si ya previamente existía una inestabilidad (generalmente), tras el acto quirúrgico dicha inestabilidad aumenta, con lo cual el problema se reproduce o aumenta pasado un tiempo.

Más información